• Santiago G

Cómo ha cambiado el e-commerce en la primera mitad de 2020

Actualizado: 18 de jul de 2020

Para los mexicanos de todo el país, la vida ha cambiado drásticamente en unas pocas semanas. La gran mayoría de nosotros vivimos bajo órdenes de quedarse en casa, lo que limita nuestras salidas a solo aquellas que se requieren para reunir lo esencial, como comestibles, artículos para el hogar y recetas.

La pandemia ha llevado a un cambio en los comportamientos de compra de los consumidores. Muchos más de nosotros estamos recurriendo al comercio electrónico para satisfacer nuestras necesidades no esenciales (libros, juegos y entrenamiento en casa), y estamos comprando cosas en línea que solo comprábamos en tiendas físicas antes de la pandemia (papel higiénico, jabón y productos de limpieza para el hogar).


El COVID-19 está causando que los consumidores adopten nuevos hábitos de compra


En marzo, la propagación de COVID-19 se acrecentó rápidamente de una preocupación inminente a una amenaza existencial y los consumidores comenzaron a comprar en serio. Los productos de limpieza, los alimentos secos, el desinfectante para manos y el papel higiénico se volvieron dificiles de encontrar.

Los consumidores han recurrido a Amazon, Mercado Libre y a tiendas independientes para satisfacer sus necesidades.


El estado de las compras en línea en marzo y abril



Las ventas en línea crecieron en marzo y abril en comparación con el mismo período del año anterior, hasta en un 150%.

A medida que evoluciona la crisis, el comportamiento del consumidor evoluciona junto a ella. Por ejemplo, las ventas de cosas como papel higiénico, artículos de limpieza y máscaras y guantes aumentaron drásticamente a mediados de marzo, pero han disminuido desde entonces.


Hay evidencia de que las ventas de moda y ropa se están recuperando después de la caída en marzo. Sin embargo, se espera que los productos de lujo sufran un gran impacto como resultado de la pandemia, y algunas estimaciones sitúan las pérdidas de 2020 en $40 mil millones de dólares.


La pregunta en la mente de muchos negocios es si la tendencia continuará después de que se levanten las ordenes de quedarse en casa. Aunque es imposible predecir exactamente cuáles serán los efectos de la pandemia, es probable que la crisis tenga un impacto duradero en los hábitos de los consumidores y que muchos continúen temiendo volver a comprar en la tienda en la nueva normalidad.


¿Qué pueden hacer los negocios para optimizar sus frentes digitales para atraer a los consumidores?


Teniendo en cuenta que los bloqueos pueden extenderse en los próximos meses, los negocios deben adaptarse a una nueva realidad donde el comercio electrónico es más importante que nunca. Para mantenerse a flote mientras continúan las restricciones, los negocios deben centrarse en hacer que la experiencia de compra sea segura y conveniente. Promover activamente lo que está haciendo su negocio para garantizar la seguridad tanto de sus empleados como de sus clientes también es clave para ganar su confianza durante un momento inestable.


Más allá de esos conceptos, las marcas deberían invertir en tecnología que impulse experiencias de comercio electrónico atractivas a largo plazo. El enfoque específico debe dirigirse a la tecnología que puede ayudar a replicar la experiencia en la tienda si eso es importante para sus clientes.


Con los consumidores en su casa o aquellos que simplemente están demasiado nerviosos para volver a las tiendas una vez que se levantan los bloqueos, es probable que estén más dispuestos a probar estas nuevas tecnologías que antes.


Puntos clave


La pandemia de COVID-19 ha obligado a los consumidores a refugiarse en sus hogares y esto ha tenido un profundo efecto en los comportamientos de compra. Las marcas en todos los ámbitos deben estar pensando en cómo fortalecer su presencia en el comercio electrónico para satisfacer la demanda en esta nueva normalidad y planificar lanzamientos estratégicos de tecnología para hacer que las experiencias digitales sean tan inmersivas y atractivas como lo eran en el mundo físico.


Fuente: Blue Fountain Media, Nielsen, CC Insight

30 vistas0 comentarios